Centro Editoriale Valtortiano (CEV)

Centro Editoriale Valtortiano / Valtorta publishing

El Centro Editoriale Valtortiano — abreviado CEV — fue constituido en el año 1985 por Emilio Pisani, hijo de Miguel Pisani (1896-1965), que fue el primer editor de María Valtorta (1897-1961).
En el acto constitutivo se lee que el CEV tiene “la finalidad específica y prioritaria de desarrollar, documentar y difundir el conocimiento de María Valtorta en la persona, en los escritos y en los ideales: en la persona, mediante la investigación histórico-documentaria, el acarreo de testimonios, la conservación de objetos que le pertenecieron, la tutela de su nombre y su memoria, las iniciativas para avalorarla en el campo civil, cultural y eclesiástico; en los escritos, mediante la edición y venta de las obras literarias y todo otro tipo de documentación de ella y sobre ella, tanto en la lengua italiana como en las traducciones; en los ideales, mediante la divulgación de la instrucción religiosa, especialmente bíblica, en el sentido católico”.
El CEV tiene su sede en Isola del Liri, una amena localidad del Lacio, en la Italia central, que debe su nombre al río Liri, el cual se divide a espaldas de un antiguo castillo, para descender formando dos cascadas y volver a unir sus dos ramales tras abrazar el núcleo de la villa.
Las aguas del río favorecieron la instalación de fábricas de papel que a comienzos del siglo XIX algunos empresarios franceses — llegados a este lugar siguiendo a Joaquín Murat, elegido rey de Nápoles por Napoleón Bonaparte — decidieron montar precisamente en el territorio de la Isla (Isola), que vino a ser uno de los centros europeos de mayor importancia en la producción de papel, a la que se anexionaron industrias propias de papel y también del fieltro.
En el siglo siguiente floreció en esa localidad la producción librera de una imprenta-editorial que publicaba, sobre todo, para Institutos religiosos y Congregaciones romanas. Ello explica que su titular, Miguel Pisani, viniera a conocer la obra manuscrita de María Valtorta y se transformara en su ardido editor.
De aquella imprenta-editorial ha tomado vida el CEV, que constituye precisamente su rama valtortiana, la cual ha venido a ser a su vez árbol. Incluido entre los editores exportadores que todos los años son condecorados por el Ministerio de Bienes Culturales, el CEV obtuvo, además, en el año 1995, el Premio de la Cultura dado por la Presidencia del Consejo de Ministros.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate

PAGOS

Aceptamos diversas clases
pago, incluyendo::

img

ENVÍO

Sólo los mensajeros más confiables para su
artículos preciosos!

Haga clic para conocer los tiempos y costos.